¿Números rojos?, no está todo perdido

Todo ha quedado perfectamente plasmado en el Plan de Empresa de nuestra tienda: los  costes de creación de nuestro stock de arranque, las inversiones que debemos hacer, los ingresos que vamos a obtener en el plazo de dos años y nos vemos esperanzados y triunfantes con la imagen clara del éxito que deseamos para nuestro proyecto. ¿Qué pasa cuando nos topamos con la realidad?

Las ventas no van como esperamos, los costos eran mayores de lo que pensábamos, han entrado competidores que desconocíamos. Una innovación de pronto nos desplaza de un producto o servicio que veíamos tan claro. Repensar nuestro modelo de negocio es una de las claves cuando capital, esfuerzo, tiempo y energías no queremos que se vayan a la basura.

¿Está todo perdido?

Existen muchos recursos para recuperar una empresa que se ha puesto en peligro. Cerrar puede ser una de esas salidas, pero ¿te has parado a pensar en cómo un replanteamiento del modelo de negocio puede ayudarte? ¿Sabes en qué consiste la tesorería de tu negocio y cómo puede ayudarte a salvar tu inversión? ¿sabes que una financiación inteligente puede prepararte para la carrera de largo plazo que es triunfar en tu empresa?

Estudiar la estrategia

Analizar lo que está funcionando mal es un paso previo a toda decisión drástica sobre nuestros números rojos. Una auditoría estratégica es un análisis económico y financiero de la estrategia de la empresa para ver si es correcta o incorrecta, si va a llegar a buen fin o no, si está en línea con el mercado o no, si guarda relación con el sector al que pertenece o se están haciendo las cosas mal.

Previo a cualquier replanteamiento sobre el negocio es necesario hacer una especie de scanner sobre la circulación del capital en nuestro negocio para estudiar las trabas hacia su proceso de inversión y recuperación de la misma.  La auditoría lleva a revisar la gestión de una empresa, es como un “modelización del trabajo” desde el punto de vista económico financiero, para desde allí analizar el resto de decisiones que se toman en cada fase de nuestra actividad económica.

Hacer un scan de la empresa, es el paso previo para saber qué está fallando. Foto Annie Sprats, Unsplash.

La auditoría, una herramienta

En la actualidad la auditoría es una herramienta que va mucho más allá de ser la radiografía de una empresa, se aborda más como un proceso de reestructuración de los mecanismos que fallan: analizamos los números, de dónde vienen, por qué se ha llegado hasta allí, ¿son lógicos o no son lógicos?

Una auditoría estratégica es un procedimiento que inicialmente se aplicaba desde las grandes consultoras, pero que hoy está al alcance de todas las empresas pequeñas y medianas.  

Los números dentro de la empresa cumplen una función mucho más allá de rellenar balances. Están allí para decirnos, en secreto, en qué estamos fallando. Interpretar lo que nos dicen es lo que una consultoría especializada puede brindar.

Una auditoría estratégica ofrece ventajas como:

  • Extraer datos de una revisión contable.
  • Analizar los ratios y sus perspectivas de llevar el proyecto a buen término.
  • Aplicación de correctivos.
  • Evaluación del entorno competitivo.
  • Salvarnos del desvío que la realidad del mercado impone a la empresa y que nos puede llevar al fracaso.

 

Euri
euridelcastillo@gmail.com
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.